×

GOLDEN KIDS

Especialistas en Odontología y Ortodoncia Infantil

VISITAR AL DENTISTA
TAMBIÉN PUEDE SER UN JUEGO

En Golden KIDS, tratamos a nuestros pequeños pacientes de una forma cercana y divertida con la finalidad de que no generen ningún tipo de miedo o rechazo a visitar al dentista. Así, enseñamos técnicas de higiene dental adaptadas a la edad de cada niño y damos consejos para que aprendan para el futuro la importancia de acudir a revisiones periódicas.

ODONTOLOGÍA
INFANTIL.
Todo por su salud bucodental

Los niños son, sin duda, los protagonistas de la casa y, por ello, es fundamental dedicarle a su salud bucodental la importancia que requiere. Por ello, en Golden KIDS, ofrecemos todo tipo de tratamientos de odontología infantil:

ORTODONCIA
INFANTIL.
Nos encanta ver sus sonrisas

En Golden KIDS, contamos con una ortodoncista infantil que, siempre, consigue sacar una gran sonrisa a nuestros pequeños pacientes.

Prestamos especial atención al estudio previo del niño. De esta forma, podemos examinar la evolución que tendrán las piezas dentales durante el crecimiento y si existirá algún tipo de problema de espacio, disposición o forma. 

Esto, nos permite poner solución a priori ya que la ortodoncia infantil puede evitar procesos que resultan más complicados durante la edad adulta.

FAQS
Porque entendemos tus preocupaciones

Aproximadamente a los seis meses de edad. Empiezan por los dos dientes centrales inferiores y será hasta los 30-36 meses de edad cuando se produce la aparición completa de los 20 dientes temporales restantes.

Se realiza en dos fases, generalmente, entre los 6 y los 12 años.

Desde que empiezan a salir los primeros dientes de leche.

Recomendamos el uso de la ortodoncia en niños para solucionar anomalías tanto en dientes temporales como en permanentes.

Se realiza en dos fases, generalmente, entre los 6 y los 12 años.

  • Ortodoncia interceptiva para solucionar anomalías maxilares desde temprana edad. Esto evitará problemas futuros y simplificará los tratamientos de ortodoncia posteriores.
  • Ortodoncia correctiva. Los niños pueden comenzar con un tratamiento de ortodoncia correctiva, que guiará a los dientes hacia su posición óptima, alrededor de los 12 años.

A partir de los 9 meses recomendamos que introduzcan el hábito del cepillado como un juego para su bebé.

Tanto los cepillos manuales como eléctricos pueden ser usados por los niños para una correcta higiene bucodental. No obstante, recomendamos que el niño empieza con un cepillo manual adaptado a él para aprender las técnicas de higiene necesarias.

Dependiendo de la edad del niño, deberemos tener en cuenta la cantidad de flúor que incluye la pasta dentífrica ya que, aunque el flúor asegura una buena higiene dental, en niños, puede debilitar las piezas. Por ello,:

  • Antes de los 2 años. Pasta de dientes con 1000 ppm de flúor y una cantidad mínima. 
  • De 2 a 6 años. Pasta de dientes con entre 1000 y 1450 ppm de flúor y una cantidad similar a la del tamaño de un guisante.
  • Por encima de 6 años. Pasta de dientes con 1450 ppm de flúor y una cantidad de 1-2 cm.

Hasta los 4 años, no debe ser una preocupación. A partir de esta edad, puede ocasionar un problema de maloclusión dental.

Sí, de hecho, la caries dental es el problema de infección más común de la infancia.

Conserva la calma, ayúdale a enjuagarse la boca con agua y aplica presión suavemente sobre la zona afectada con agua fría. Es importante conservar el fragmento desprendido o incluso todo el diente.

Una vez pasado el susto, sería recomendable llevar al niño al odontopediatra de inmediato, aunque la rotura sea leve, porque la raíz podría estar dañada.

Los dientes de leche suelen ser más blancos debido a que las capas de dentina y esmalte son más finas. Por ello, cuando salen los dientes definitivos, puede dar la sensación de ser más amarillentos.

Es un tratamiento realizado sobre dientes de leche con caries muy avanzada o en aquellos que han sido afectados por un fuerte traumatismo.

El bruxismo es muy común en los niños cuando empiezan a salir los dientes de leche. No obstante, llega un momento en el que, si persiste, puede traer consigo otras consecuencias. Por ello, algunos indicadores para saber si se está alargando demasiado son:

  • Problemas para dormir o se despierta con frecuencia durante la noche
  • Dolor en la mandíbula
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Sensibilidad dental o dolor no asociado a otros problemas dentales
  • Los dientes comienzan a mostrar signos de desgaste
  • Dolor de encías

¿TIENES OTRAS DUDAS?
SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

VÍDEO
¿Qué saben los niños sobre salud bucodental?

Preguntamos a los mini-pacientes de Golden Kids por la salud bucodental: quién es el dentista, qué es una caries, cómo se cura…

SUBIR
Abrir chat
Hola 👋 somos Clinica Golden
¿En qué podemos ayudarte?